La desmanicomialización no tiene permiso para dar permiso. No tiene lugar para dar lugar.

Misteriosas razones hacen a la locura. Son misteriosas como elefantes que se pasean sobre la mesa y nadie los quiere ver. Misteriosos motivos tienen los encuentros. Si todo encuentro conlleva desencuentros hay encuentros que se convierten en misterios del amor y de la humanidad. Así, sin pensarlo por la calle Corrientes, café de por medio […]

Anuncio publicitario